jueves, 29 de diciembre de 2011

Actitud mental

Cada día estoy más convencido de la influencia que tiene nuestra actitud mental a la hora de afrontar una sesión, de hecho nuestras fotos no dejan de ser un reflejo de nuestra manera de ver el mundo, de nuestra capacidad de abstracción para encontrar nuestro paisaje dentro del paisaje. Y en este ejercicio mental se requiere de toda nuestra atención, concentración y saber hacer. Os contaré un cuento que creo ilustra bien este concepto.

"Un día de solsticio de invierno 4 personas humanas decidieron quedar para fotografiar el amanecer en la Costa Brava, las perspectivas para ese día eran bastante buenas, algunas nubes, algo de viento que aseguraba una atmósfera limpia... además, tan sólo que ese amanecer fuese la mitad de espectacular que los de los últimos días ya tenían que irse con buen material. La destinación que eligieron era la Punta d'en Sureda, un sitio que algunos no habían visitado con anterioridad, pero como iban con bastante antelación tampoco debía suponer ningún problema.

En el viaje de camino, una de las personas (señor X a partir de ahora) se quejaba acerca de las malas sensaciones que traía últimamente con la fotografía, muchas salidas con malas luces, falta de motivación, poca producción... nada nuevo para el resto de ocupantes del vehículo, todos habían pasado por algo parecido en un momento u otro de su existencia. Al llegar al sitio el grupo descubrió que el cielo estaba raso a excepción de una única nube compacta situada cerca de la Punta, cosa que iba a desequilibrar cualquier encuadre horizontal y a dificultar muchas de las composiciones. Un reto para el grupo, pero para el señor X esto era demasiado, la gota que colmaba el vaso, así que probó un par de encuadres y en el momento de mejores luces (nada espectacular, por otra parte) decidió guardar la cámara. De mientras el resto de personas intentaban sacar lo mejor de la difícil situación, probaban encuadres, estudiaban luces, recorridos visuales... Pero el señor X no estaba para historias... otro churri-amanecer y otra tarjeta de memoria formateada!

El amanecer se terminó y las 4 personas dedicaron un rato a hacer bromas y charlar sobre proyectos futuros. Una vez ya en casa, algunos hasta editaron las fotos, nada que fuera a ganar ningún concurso, pero como mínimo sacaron ideas para futuras visitas al lugar."
FIN

ILUSTRACIÓN PARA EL CUENTO.
De tratarse de una foto pudiera haber sido tirada con una Canon 5DmkII, Canon 16-35 a 16mm, filtro degradado neutro 2 pasos hard, trípode, nivel burbuja.
1/4s; f/13; ISO100

Puedo coincidir con vosotros en que este cuento es un poco insulso, pero me gusta porque creo que ilustra bien el concepto de como nuestra actitud mental afecta a nuestra producción fotográfica. En esta fábula el señor X, siendo muy buen fotógrafo, no se encuentra en sintonía con el acto de fotografiar, su pesimismo le retiene y le impide disfrutar de la actividad.

lunes, 19 de diciembre de 2011

Preparando una salida

En esta entrada quisiera comentar un poco el proceso de preparación de la última salida fotográfica. Son muchas las ocasiones en que hablando con gente que se inicia en este mundillo me comentan acerca de la "suerte" que tuve tal u otro día... y si bien es cierto que siempre hay factores que escapan a nuestro control, a día de hoy disponemos de muchas herramientas que nos permiten minimizar en gran medida el factor "suerte".

PANORÁMICA PUIGMAL.
Canon 5DmkII, Canon 70-200 a 78mm, sin filtros, trípode, nivel burbuja.
Unión de trece tomas verticales tiradas a 1/5s; f/10; ISO100

El primer paso antes de preparar cualquier salida es mirar la previsión del tiempo. Para esto suelo utilizar la página web http://www.eltiempo.es/, aunque para salidas al Pirineo donde la climatología es más variable me suelo fiar más de http://www.barrabes.com/eltiempo/prevision.asp. Las condiciones que suelo buscar son las de entrada o salida de frente, pues son las que suelen coincidir con nubes de cierto volumen (no los cirros habituales que tenemos en Catalunya) y con horizontes despejados. En esta ocasión la previsión era de nieblas en los valles y cielos cubiertos (70% de nubes), así que había posibilidades de tener un buen amanecer. Si la salida del sol fallaba siempre quedaba la opción de trabajar las nieblas de los valles con el teleobjetivo.

Respecto al destino estaba dudando entre dos localizaciones que no había visitado con anterioridad, el Taga y Fontalba. Ambas localizaciones cumplían con los prerequisitos de estar relativamente cerca de Barcelona y tener buenas vistas aéreas para una panorámica. ¿Entonces cómo es que me decidí por subir al Taga?

Lo primero fue comprobar las orientaciones de ambos lugares mediante el TPE y comprobar el ángulo de incidencia de la luz sobre las montañas. Ambos sitios tienen una buena orientación de amanecer para esta época del año si lo que buscas es fotografiar el Pirineo, el horizonte despejado permite que los primeros rayos de sol iluminen los picos más altos produciéndose el fenómeno del AlpenGlow.

Captura TPE - Fontalba.

Captura TPE - Taga.

Ya en el mapa del TPE quedaba bastante claro que el Taga ofrecía unas vistas más amplias, pero un vistazo al Google Earth despejó todas las dudas. No mucha gente sabe que con el Google Earth puedes ver una simulación en 3D del relieve de las montañas y además puedes ver la incidencia de la luz a cualquier hora del día, por lo que nos podemos hacer una idea bastante buena de lo que nos encontraremos en campo. Viendo las siguientes imágenes es increible el parecido que guarda la realidad con el 3D simulado del Google Earth.

Captura Google Earth - Fontalba.

Captura Google Earth - Taga.

Pues eso, que ya no hay excusas posibles para no preparar bien las salidas y anticiparnos a lo que nos encontraremos! Ya por último desearos unas felices fiestas a todos y no me comáis muchos turrones, que después nos pesa el culo por la montaña 8^)

sábado, 17 de diciembre de 2011

Vistas aéreas

Para mi próxima escapada fotográfica tenía claro que quería aires de montaña, buscaba un sitio nuevo, suficientemente cerca como para hacer el amanecer saliendo desde casa y con unas buenas vistas aéreas para poder realizar alguna panorámica (esto biene a ser como el Kinder Bueno de la fotografía, jeje). Tras una breve charla con el mejor para estos temas me decido por subir al Taga, además no hay excusas posibles para retrasar la salida, la previsión de mañana augura nieblas en los valles con cielos parcialmente cubiertos. En una próxima entrada detallaré algo más sobre la preparación de la salida y los programas utilizados.

Pequeño madrugón y me planto en Coll de Jou a las 6:20 a.m., no había visitado antes el lugar pero mirando el mapa veo que no tiene pérdida, coger siempre el máximo pendiente y subir! Son unos 45 minutos de subida a buen ritmo en la que cubres algo más de 400m de desnivel. Según lo planeado me planto en la cruz del Taga a las 7:00 a.m. momento en el que ya se empiezan a intuir las primeras luces de un día que promete mucho, hay nubes por todas partes menos en el horizonte sur-este (lugar por donde saldrá el sol). No sopla un ápice de viento y la sensación de calma y quietud es abrumadora, casi que se siente la tierra rodar. Dedico unos minutos a que contemplar el paisaje... mientras siento el frío en la cara me repito a mi mismo que sólo estas sensaciones ya pagan todo el esfuerzo, que la vida son estos pequeños momentos y no las fotos que nos podamos llevar. En el cielo todavía se aprecian las últimas estrellas, Arcturus se cuela entre unas nubes que se empiezan a pintar de violeta. El espectáculo va a empezar, así que despliego el trípode y saco los bártulos.

SINTIENDO LA TIERRA RODAR.
Canon 5DmkII, Canon 16-35 a 25mm, portafiltros, filtro degradado neutro hard 3 pasos, trípode, nivel burbuja.
Dos tomas, una con filtro y otra sin para reducir evidencia del uso de filtro mediante capas en PS. Ambas tiradas a 0,8s; f/10; ISO100

Tengo claro que quiero empezar la sesión con una toma a contraluz que capte la máxima coloración de las nubes para a continuación centrarme en una panorámica del Puigmal con luces de Alpenglow o bien con los primeros rayos de sol. Ya por último con el sol más elevado jugar con las nieblas de los valles que me quedan al sur. El problema de estos planes es siempre determinar cual es la máxima coloración del amanecer, cosa que acaba degenerando en varias carreras entre las dos composiciones elegidas, en este caso se encontraban a unos 200m de distancia así que cualquiera que me hubiera visto pensaría que estoy corriendo la coruse navette! Por suerte todo sale según lo planeado y me llevo las dos fotos que había previsualizado.

!!! PINCHAR SOBRE LA IMAGEN PARA VER EN GRANDE !!!
PANORÁMICA PUIGMAL.
Canon 5DmkII, Canon 70-200 a 78mm, sin filtros, trípode, nivel burbuja.
Unión de trece tomas verticales tiradas a 1/5s; f/10; ISO100

La panorámica gobernada por el Puigmal es una unión de 13 fotos verticales. El archivo resultante tiene más de 26000 pixels de ancho, así que sacada a los 200dpi con los que trabaja el laboratorio al que suelo mandar las fotos se obtendría una imagen de 3,3m! Una idea tentadora...

Sabedor de que la pano está en el saco me centro en jugar con el tele y las nieblas, incluso monto el extender x1,4 para sacar más partido a los detalles de la escena.

AERONAUTAS.
Canon 5DmkII, Canon 70-200 + extender 1,4x, focal utilizada 280mm, sin filtros, trípode, nivel burbuja.
Tirada a 1/160s; f/13; ISO100

PRIMERAS BRUMAS.
Canon 5DmkII, Canon 70-200 + extender 1,4x, focal utilizada 280mm, sin filtros, trípode, nivel burbuja.
Tirada a 1/160s; f/13; ISO100

PRIMERAS BRUMAS B/N.
Canon 5DmkII, Canon 70-200 + extender 1,4x, focal utilizada 215mm, sin filtros, trípode, nivel burbuja.
Tirada a 1/125s; f/13; ISO100

El calor del sol empieza a disipar las nieblas, así que decido emprender la vuelta. Ya de bajada me cruzo con los primeros excursionistas... como de costumbre: cuando ellos van yo vuelvo, cuando ellos vuelven yo voy.

jueves, 15 de diciembre de 2011

Segunda temporada North Photo Tours


Llegó el momento de desvelar el misterio y es que ya tenemos aquí la segunda temporada de los North Photo Tours! Con una plantilla de tutores ampliada, nuevas destinaciones y nueva web, lo único que no cambia es la atención personalizada que ya caracterizaba a estos talleres. En lo que a mi refiere tengo el placer de formar parte de una de las nuevas secciones que se ha creado este año, la de Catalunya, aunque creo que lo mejor es que lo descubráis vosotros mismos en: http://northphototours.com

Os dejo también con un breve vídeo de introducción:


domingo, 11 de diciembre de 2011

North Photo Tours

Un video envuelto de cierto misterio... Habrá que estar atentos a próximas entregas...

A new North is coming.... from NorthPhotoTours on Vimeo.

jueves, 8 de diciembre de 2011

Cuando todo encaja...

Tras varios días (semanas) sin salir a fotografiar finalmente ayer me pude escapar con la cámara. Aun y que la previsión del tiempo era bastante mala con cielos totalmente despejados me decidí a salir porque había alguna posibilidad de encontrar niebla en la costa.

Al llegar al sitio se confirman todos mis temores, ni una nube, nada de niebla, ... tengo todas las papeletas para un amanecer de los sosos, sosos. Con el convencimiento del que se sabe derrotado me dedico a buscar encuadres para próximas visitas, con la brújula estudio por donde se pondrá el sol, busco recorridos visuales, alguna ola traicionera me baña los pies y para colmo empieza a entrar un humillo bastante molesto de algún lugareño que debe estar quemando maleza por los alrededores.

Con estas que el sol ya ha salido y supongo que el calor de los primeros rayos provoca que aparezcan unas tímidas nubes justo por donde me harían falta para un encuadre frontal. Además el humillo que entra a rachas empieza a hacerse lo suficientemente denso cómo para que se aprecie en la cámara y le quita algo de contraste a la escena, pues lo normal sería que con el sol tan alto el contraluz fuera imposible. Empiezo a ver como aumentan mis posibilidades de sacar alguna foto, y como los pies los tenía ya mojados ahora sí me dedico sin miedo a buscar un primer plano que me introduzca en la foto. Esta claro que tengo que jugar con las olas para introducir algo de dinamismo en la escena y en cosa de 15 minutos realizo unas 200 fotos.

EL CANTAR DE LAS SIRENAS.
Canon 5DmkII, Canon 16-35 a 17mm, filtro polarizador, filtro degradado neutro hard 2 pasos, trípode, nivel burbuja.
0,3s; f/16; ISO100

Esta era una de las pocas ocasiones en que hubiera usado el portafiltros, pues no me desagradaba el resultado obtenido con el degradado estático. Pero por ir con el mínimo material por el mundo decidí dejarlo en casa 8^). Ya delante del ordenador reviso el material y encuentro algo que me convence. De la imagen me gusta la diagonal marcada entre la fila de rocas de la esquina derecha y el sol. Además el roque que sobresale del mar encuentro que actúa de contrapeso al sol y equilibra un poco la escena (quizás el primer plano no quede del todo equilibrado, pero no lo supe hacer mejor). También me atrae el aire de ensueño que le da la poca niebla (humo en realidad).

Una vez más se confirma aquello de no abandonar el lugar hasta bien pasada la hora mágica, nunca se sabe que te depara el destino. También os digo que de la Cala Trons me fui directo al Decathlon a comprarme unas botas de agua!

domingo, 4 de diciembre de 2011

En dique seco

Sigo tirando de archivo... poquísimas salidas a campo y para colmo acompañadas de malas condiciones meteorológicas. A ver si esta semana que tengo algo más de tiempo libre puedo "afotar" algo, que esto no se puede soportar más!. De mientras os dejo con esta imagen del otoño pasado.

EL PASO DEL TIEMPO.
Canon 5DmkII, Canon 70-200 a 200mm, filtro polarizador, trípode, rótula no muy apretada para permitir el barrido.
1,3s; f/14; ISO100

jueves, 1 de diciembre de 2011

Un trípode que roza la perfección.

La verdad es que no me gusta mucho escribir sobre equipo fotográfico pues pienso que suele confundir más que ayudar y además refuerza la falsa idea de que para realizar buenas fotos se requiere invertir muchos €’s en equipo fotográfico. Aunque en este caso voy a realizar una excepción para hablaros del trípode que uso ya que creo puede ser de interés para muchos. Se trata de un trípode super-ligero y estable (yo no he visto algo parecido, o que se aproxime, de ningún otro fabricante) y lo llevo usando desde hace 3 años, a mi entender tiempo suficiente como para tener una idea formada del chisme y escribir este review.

No me gustaría continuar sin antes remarcar que previamente a la compra de un trípode de esta gama uno debería preguntarse: ¿Cuándo fue la última vez que cargué por más de medio día con el trípode a la espalda? Si la respuesta no cae dentro de un pasado muy cercano mejor ahorrarnos el gasto, no vale la pena.

El trípode en cuestión es el FEISOL Tournament Tripod CT-3342. Un trípode de fibra de carbono, de 3 secciones, altura 142cm (sin rótula) y con un diámetro máximo de pata de 28mm. Lo mejor de todo es su peso: 1,03 kg!!!


La gracia del aparato radica en la ausencia de columna central así como en el bloque de aluminio que sujeta las patas, podéis observar en las fotos como el bloque está formado por el mínimo material que asegura su buen funcionamiento. El mecanizado de la pieza es excelente con un acabado fino y sin holguras. Las patas permiten tres ángulos de trabajo distintos, con lo que podemos llegar a tener la cámara a ras de suelo. El ajuste de la altura del trípode se realiza con un sistema de rosca que funciona realmente bien: aplicando muy poca tensión las patas quedan perfectamente fijadas. El único problema de este sistema es que con el paso del tiempo tiende a acumular algo de polvo y las patas empiezan a no deslizarse con suavidad, pero con una simple limpieza del sistema de fijación solucionamos el asunto.


A modo de resumen:

PUNTOS FUERTES
  • Bajísimo peso.
  • Gran estabilidad.
  • Precio ajustado (para lo que suele costar un trípode de fibra de carbono).
  • Buenos acabados.
  • Excelente servicio post-venta. (Los primeros pies de goma que llevaba este trípode se perdían con mucha facilidad y durante el paso del tiempo me llegaron a enviar más de 8 sin ningún tipo de pregunta. Recientemente me mandaron una nueva versión de los pies y ya no he vuelto a perder ninguno más).
  • Incluye una bolsa de viaje muy correcta.

PUNTOS FLOJOS
  • Debido a su bajo peso en días de viento debemos lastrar el trípode (la misma bolsa de la cámara ya hace el apaño).
  • Los tornillos que sujetan las patas y tienden a aflojarse, dejando la pata en cuestión muy floja, sin resistencia al movimiento. Es por ello que es aconsejable cargar siempre con las llaves allen que nos suministran con el trípode. Este pequeño problema me sucede algo así como una vez al trimestre, pero si te pilla en la montaña sin las llaves a mano puede llegar a ser muy molesto.

Ya por último comentar que este trípode es la repera si le añades una rótula ligera y robusta como la Acratech GP, capaz de soportar la cámara más pesada con un 400mm f/4 (no es que yo lo tenga, así lo anuncian en su web). El conjunto trípode + rótula pesa menos de 1,5 kg siendo capaz de soportar cualquier equipo fotográfico que pueda usar un fotógrafo de paisaje. En mi caso lo más pesado que uso es la 5DmkII más el 24-70 f/2.8, y nunca he tenido ningún tipo de problema.

Espero que la info os sea de utilidad.