jueves, 29 de diciembre de 2011

Actitud mental

Cada día estoy más convencido de la influencia que tiene nuestra actitud mental a la hora de afrontar una sesión, de hecho nuestras fotos no dejan de ser un reflejo de nuestra manera de ver el mundo, de nuestra capacidad de abstracción para encontrar nuestro paisaje dentro del paisaje. Y en este ejercicio mental se requiere de toda nuestra atención, concentración y saber hacer. Os contaré un cuento que creo ilustra bien este concepto.

"Un día de solsticio de invierno 4 personas humanas decidieron quedar para fotografiar el amanecer en la Costa Brava, las perspectivas para ese día eran bastante buenas, algunas nubes, algo de viento que aseguraba una atmósfera limpia... además, tan sólo que ese amanecer fuese la mitad de espectacular que los de los últimos días ya tenían que irse con buen material. La destinación que eligieron era la Punta d'en Sureda, un sitio que algunos no habían visitado con anterioridad, pero como iban con bastante antelación tampoco debía suponer ningún problema.

En el viaje de camino, una de las personas (señor X a partir de ahora) se quejaba acerca de las malas sensaciones que traía últimamente con la fotografía, muchas salidas con malas luces, falta de motivación, poca producción... nada nuevo para el resto de ocupantes del vehículo, todos habían pasado por algo parecido en un momento u otro de su existencia. Al llegar al sitio el grupo descubrió que el cielo estaba raso a excepción de una única nube compacta situada cerca de la Punta, cosa que iba a desequilibrar cualquier encuadre horizontal y a dificultar muchas de las composiciones. Un reto para el grupo, pero para el señor X esto era demasiado, la gota que colmaba el vaso, así que probó un par de encuadres y en el momento de mejores luces (nada espectacular, por otra parte) decidió guardar la cámara. De mientras el resto de personas intentaban sacar lo mejor de la difícil situación, probaban encuadres, estudiaban luces, recorridos visuales... Pero el señor X no estaba para historias... otro churri-amanecer y otra tarjeta de memoria formateada!

El amanecer se terminó y las 4 personas dedicaron un rato a hacer bromas y charlar sobre proyectos futuros. Una vez ya en casa, algunos hasta editaron las fotos, nada que fuera a ganar ningún concurso, pero como mínimo sacaron ideas para futuras visitas al lugar."
FIN

ILUSTRACIÓN PARA EL CUENTO.
De tratarse de una foto pudiera haber sido tirada con una Canon 5DmkII, Canon 16-35 a 16mm, filtro degradado neutro 2 pasos hard, trípode, nivel burbuja.
1/4s; f/13; ISO100

Puedo coincidir con vosotros en que este cuento es un poco insulso, pero me gusta porque creo que ilustra bien el concepto de como nuestra actitud mental afecta a nuestra producción fotográfica. En esta fábula el señor X, siendo muy buen fotógrafo, no se encuentra en sintonía con el acto de fotografiar, su pesimismo le retiene y le impide disfrutar de la actividad.

8 comentarios:

  1. Jajajajjajaja... vaya vaya con el sr. X ese.
    Estoy de acuerdo que arontar la sesión con optimismo es primordial para "crear" una buena foto.

    ResponderEliminar
  2. Totalmente de acuerdo, para muestra un botón. Acabo de volver en una sesión de esas en la que no estaba motivado y no ha salido nada de nada. Ya se que hoy no hay condiciones de cielo para hacer nada pero tenía ganas de salir aunque solo fuese a dar una vuelta. He calculado mal el tiempo, he llegado tarde, no encontraba el camino y cuando por fin he llegado al lugar agotado, el cielo no daba casi ninguna posibilidad. Aun así, si hubiese tenido la actitud necesaria algo se me hubiera ocurrido, pero no ha sido así. Bueno, por lo menos ha servido para darme un paseo nocturno por el bosque.

    ResponderEliminar
  3. Vaya telita ese señor X!!! Y seguro que fuma y se puso a echar un piti en el mejor momento, jajajaja...
    Supongo que tendrás razón. De hecho, nunca había salido con semejante desmotivación. Supongo que la suma de varias partes hacían un todo demasiado pesado. A veces el cuerpo te pide "otra cosa"... no se sabe a ciencia cierta qué... pero algo diferente. La sensación de llevarme más de lo mismo pesaba en exceso... aunque se podría decir que en esto de afotar paisajes nunca hay un "más de lo mismo".
    Quizá es un poco lo que te conté días antes -y que he comprobado después- necesitaba estar a mi bola... en un sitio que me llamara realmente y haciendo lo que me apeteciese -aunque fuese aprovechando ideas de otros, jajaja...-.
    De todos modos, algunas de estas salidas poco productivas a nivel fotográfico, me han servido para plantearme ciertas cosas, reconsiderar ideas -y algún encuadre pensé también, eh...-. El simple echo de salir de casa ya es positivo... vuelvas con lo que vuelvas... e incluso cuando eso que te traes no está en una tarjeta de memoria!!!

    ResponderEliminar
  4. La actitud mental es fundamental, pero a veces no es por falta de ganas, sino por circunstancias vitales. Yo mismamente he pasado un año pse tirando a muy pse, el fallecimiento de un familiar apenas dos años mayor que yo nos alteró a todos, y eso, en la fotografía, se nota.
    De otro foro saqué una frase muy chorra: "cauno es cauno y tiene sus caunadas" :-)

    ResponderEliminar
  5. AL señor X le daba yo un empujón al rebufo de las olas ¡¡!!!!
    En fin... bachecicos que hay que pasar... y es lo que pasa cuando llegas a la cima, que sólo queda bajar... juas!
    Por cierto, nen, que muy bien salvados los muebles...

    ResponderEliminar
  6. Jose Antonio, para la próxima seguro que te sale bien, en cada salida se aprende algo.

    Enrique, veo que te ha gustado el cuento pues hasta te has identificado con un personaje de ficción! 8^)

    Sussss, hay quien tiene más "caunadas" que otros... jeje

    Antonio, el señor X es una alegoría de la falta de inspiración, luego coincido contigo en tirarlo al mar!

    ResponderEliminar
  7. muy bueno el cuento del señor x, si señor, a todos nos ha pasado alguna vez, en esos casos casi mejor dejar pasar algo de tiempo, y a la siguiente, con el mono acumulado, seguro k el señor x pone mas empeño y visualiza cosas donde no las hay .. verdad?.
    Respecto a la foto, me encantan las rocas iluminadas en primer plano, esta genial.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  8. Estoy totalmente de acuerdo contigo con eso de la actitud mental y lo bien ilustrada que está la "fábula del Sr X".

    Por otra parte yo no "demonizaría" o trataría de pesimista al Sr. X. ¿Por qué?
    Porqué tal vez el Sr X es un fotògrafo tècnica y compositivamente avanzado muy autoexigente. Que ya ha estado varias veces y se ha llevado "churri amaneceres" y no quiere tener más tarjetas que borrar en casa.

    Dicho de otro modo, cierto es que si estas negativo no vas a hacer gran cosa pero no es menos cierto que hay mucha gente de nivel que en según que situaciones ya no saca la cámara. Eso no es un defecto si se produce por haber visualizado y evaluado previamente la situación de luz y composición. A mi, si voy a sitios que suelo frecuentar, me pasa mucho. Otra cosa es si no suelo ir, en ese caso aprovecho al máximo.

    ResponderEliminar